Séptima Dental

Prótesis dentales

Cuando se ha perdido un diente, lo que se coloca en boca, ya sea fijo o removible, simulando al diente, se denomina prótesis. Las prótesis más frecuentes son:

 

  • Coronas o fundas: son prótesis fijas cementadas al remanente del diente del paciente. Cuando un diente ha sido tratado de una gran caries (generalmente con endodoncia) o tras producirse una fractura en la que se ha perdido el 50% o más de la cantidad de esmalte natural que debería aparecer en boca, es aconsejable proteger esa pieza con una funda. Las fundas o coronas son completamente estéticas, protegen las piezas que están muy restauradas y se confeccionan en metal-cerámica (las clásicas, para sectores posteriores), de disilicato de litio o feldespáticas (dan mayor estética, sin estructura metálica) o de zirconio.

Resultado de imagen de corona fijo dental

 

  • Puentes: son prótesis fijas. Cuando es imposible la recuperación de una pieza perdida a con un implante, los puentes son de utilidad. Están fabricados del mismo material que las fundas individuales y consiste en una estructura que apoyándose en los dientes adyacentes, sustituye la/s pieza/s ausente/s.

Resultado de imagen de puente fijo dental

  • Inlays, onlays y overlays: son prótesis fijas. Sustituyen el material dental perdido con una resistencia superior a la que presenta el empaste convencional.

Imagen relacionada   Resultado de imagen de onlay

  • Prótesis “de quita y pon” o removibles: la única ventaja es que son más económicas. Pueden tener una parte metálica (esqueléticos) o ser únicamente de acrílico. Deben ser retiradas diariamente para su limpieza. No tienen la estabilidad de las prótesis fijas, se desajustan con el tiempo y hay que adaptarlas periódicamente.

Resultado de imagen de protesis removible Resultado de imagen de protesis removible

WhatsApp chat