Séptima Dental

Periodoncia

sangrado-encias-valencia

La enfermedad periodontal es una enfermedad infecciosa que comienza con gingivitis, que consiste en enrojecimiento, sangrado e inflamación de las encías, la cual si no es tratada, continúa desarrollando periodontitis, que conlleva a la pérdida de altura del hueso que circunda los diente, exposición de la raíz, movilidad de los mismos e incluso pérdida dental.

Es muy importante diagnosticar adecuadamente la enfermedad en su estadío inicial, ya que suele cursar sin dolor, a pesar que la pérdida de hueso alrededor del diente sea irreversible. Por tanto, muchos pacientes, cuando acuden al especialista ya es demasiado tarde para salvar sus piezas.

El mal aliento y mal sabor de boca tiene muchas veces origen en una enfermedad periodontal no tratada.

La predisposición genética suele desencadenarla sumada a otros factores como la higiene, el tabaco o desequilibrios en los niveles de azúcar sanguíneos.

Cada vez más estudios revelan la importancia de mantener nuestras encías sanas y sin infecciones, es decir, sin enfermedad periodontal, por las interacciones que tienen las infecciones orales a nivel sistémico. En Nueva York, el Dr. Fuster del hospital Monte Sinai demuestra una estrecha relación entre patología periodontal e infarto de miocardio, pues las enzimas originadas por el proceso inflamatorio de la periodontitis afectan las arterias que riegan el corazón y éstas se inflaman incrementando así las posibilidades de atascarse produciendo infarto de miocardio. Estudios demuestran que este mismo fenómeno agrava otros problemas como la disfunción eréctil.

La mayoría de los pacientes que abandonan el tratamiento de su enfermedad periodontal, es porque deben acudir a citas que consideran tediosas con cierta cadencia: cada 2 meses, cada 3, cada 6… En base a las necesidades de su caso. En Séptima Dental ofrecemos el láser alemán de Erbio-neodimio de Kavo. Gracias a esta tecnología, somos capaces de llevar a cabo los tratamientos más complejos sin apertura quirúrgica y sin puntos ni bisturí. Eliminando bolsas periodontales, cálculos radiculares profundos e incluso puntos de sensibilidad dental de forma mucho menos traumática que la forma convencional. Gracias a la fotodinámica activa láser, es posible incluso teñir la bacteria que produce la patología periodontal, de forma que el láser la reconozca y la elimine directamente. Los procesos de periodontitis tratados con láser combaten el aumento de la carga bacteriana en sangre que se produce en los tratamientos convencionales. Lo que reduce la necesidad de toma de antibióticos y están indicados especialmente en pacientes inmunodeprimidos, diabéticos o con enfermedades cardíacas, etc.

WhatsApp chat